25 de May del 2016

Estufas de leña: ¿Cómo decidir cuál es la mejor para tu hogar?

Mantener una temperatura agradable en tu hogar durante el invierno, a una potencia adecuada e integrando la fuente de calor en el conjunto de la decoración de la casa te obliga a hacerte algunas preguntas importantes. 
 
¿Qué tipo de estufa me conviene más?
¿Dónde voy a ubicarla?
¿Cómo me gustaría que fuera su diseño?
 
En Barbacoas Rooss te ayudamos a tomar esta decisión con el asesoramiento profesional de un equipo especializado en estufas de leña
 
Misma finalidad, distintas características
 
Las estufas de leña son perfectas para crear un espacio más acogedor. No se trata solo de una cuestión de eficiencia desde el punto de vista térmico sino de la estética de tu hogar. Por eso a la hora de escoger una estufa de leña, lo primero que deberías tener claro es el estilo que buscas y el lugar en el que deseas colocarla. 
 
En nuestro catálogo encontrarás estufas cuadradas tradicionales, tipo horno, esquineras, con o sin campana... Todas estas son decisiones que dependen de tus gustos y con las que deberás tomarte tu tiempo a la hora de elegir. En Barbacoas Rooss nos gustaría echarte una mano con esta elección y con otros aspectos más técnicos que sí influirán directamente en el rendimiento de tu estufa de leña. 
 
Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una estufa de leña 
 
Probablemente antes de contactar con nosotros ya tengas una idea de lo que buscas. Partiendo de esa base, nosotros analizaremos tu propuesta y te diremos lo que necesitas. 
 
Es frecuente olvidar que la compra e instalación de una estufa implica tener en cuenta otros muchos factores aparte de la estética:
 
Tamaño de la estancia a calentar: este aspecto es fundamental a la hora de determinar la potencia nominal de la estufa de leña que necesitas. 
 
 Ubicación del resto de muebles: es necesario mantener una distancia mínima de seguridad con respecto al mobiliario de la estancia.  
 
Sistema de convección o de radiación: las de estufas de radiación son sistemas más económicos y tradicionales. Son estufas de leña eficientes pero se calientan mucho (hay que mantener cierta distancia de los muebles) y el calor que emiten no es uniforme. Las de convección son estufas más modernas, su superficie no se calienta tanto y utilizan las corrientes de aire de las estancias para distribuir el calor uniformemente.